Ray Davies - Americana (2017)

jueves, 30 de abril de 2009

MENSAJE EN UNA BOTELLA

Mensaje en una botella
"Los mensajes en una botella no son exclusivos del terreno literario o cinematográfico. Unos obreros realizaban reformas cerca del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, en el sur de Polonia, cuando encontraron una botella con un mensaje escrito por siete prisioneros.

Los trabajadores demolían un muro del sótano de una escuela cuando se toparon con la botella.
En el mensaje, escrito a lápiz en septiembre de 1944, figuran las identidades, los números de campo y el lugar de nacimiento de los reclusos. Seis de ellos eran de nacionalidad polaca y uno era francés y al menos dos de ellos sobrevivieron al campo nazi, según ha asegurado un funcionario del Museo de Auschwitz.

Según fuentes de dicho museo, el texto fue escrito sobre 'un pedazo de un saco de cemento' e introducido en el interior de una botella que, a su vez, fue enterrada en el interior de un muro de hormigón. Parece ser que su intención con esta nota era dejar algún rastro de su existencia.

'Los trabajadores demolían un muro del sótano de una escuela cercana a lo que hoy se conserva del campo de concentración, cuando se toparon con la botella', explicaron desde la dirección del museo de Auschwitz.

Este colegio donde se produjo el hallazgo está en un solar que formó parte de las instalaciones del campo hace más de 65 años, un centro de muerte donde se estima que perdieron la vida más de un millón de personas, la gran mayoría de ellas judíos.

Desde el Museo de Auschwitz confirmaron que la botella y su mensaje se expondrán en el centro de visitantes como parte del legado de Auschwitz, el campo de concentración más letal de entre los que puso en marcha la máquina de muerte de Hitler."
(De agencias)
Entrada al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau
Uno se pregunta a qué nivel de desesperación pudieron llegar estos chavales (de entre 18 y 20 años) para ocurrírseles la idea de introducir en una botella un mensaje simplemente con sus nombres, sabiendo que no habría ninguna ola que lo llevase a la playa.

¿Interesa recordar estas cosas hoy en día? Sin duda. El ser humano es olvidadizo y está dispuesto a tropezar en la misma piedra no dos sino millones de veces.

miércoles, 29 de abril de 2009

CUESTIÓN DE GLAMOUR

Geniales Idígoras y Pachi hoy en el diario El Mundo.

Idígoras y Pachi
Sin comentarios.

martes, 21 de abril de 2009

LA BIBLIOTECA DE BABEL

 Representación de la antigua Biblioteca de Alejandría
Jorge Luis Borges estaría encantado. Y un servidor también en estos momentos.

El gran sueño de la Biblioteca de Alejandría de reunir todo el saber humano en un mismo recinto, puede hacerse realidad más de dos milenios después. ¿Gracias a quién? A Internet, naturalmente.
Hoy, la Unesco ha inaugurado oficialmente en París la Biblioteca Digital Mundial (BDM), un gran proyecto internacional impulsado por 32 países y subvencionado por empresas como Google y Microsoft, que nos permitirá acceder de manera gratuita a todo tipo de textos, manuscritos, imágenes, pinturas, grabados, partituras, planos, sonidos, fotografías y filmaciones conservados físicamente en las mejores bibliotecas del mundo. Todo un festín, si realmente es cierto. Ya iremos viendo.
En principio estará disponible en siete idiomas: inglés, árabe, chino, español, francés, portugués y ruso, aunque prometen que pronto incorporarán documentos en muchos otros.

Tesoros impagables y hasta ahora solo a disposición de minorías académicas y élites científicas, como las reproducciones de la más antiguas caligrafías china, árabe o persa; estelas y huesos para oráculos aportados por la Biblioteca Nacional de China; el Hyakumanto darani, una publicación del año 764 custodiada en la Biblioteca Nacional de la Dieta de Japón; la famosa Biblia del Diablo del siglo XIII, perteneciente a los fondos de la Biblioteca Nacional de Suecia; y obras caligráficas en árabe, persa y turco de las colecciones conservadas en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos o las primeras fotografías tomada en América Latina y conservadas por la Biblioteca Nacional Brasileña...
La digitalización que hace accesible libros y documentos de forma universal es una marea imparable en el mundo. A la BDM se había adelantado la Comunidad Europea que en septiembre pasado puso en marcha la Biblioteca Digital Europea. En España, Cultura trabaja en la creación de la Biblioteca Digital Hispánica, que se sumará a un proyecto de las Bibliotecas Nacionales Europeas. (De agencias)

Vídeo promocional

sábado, 18 de abril de 2009

VINCENT

¿A qué viene ahora este post? No lo sé, pero acabo de recordar la extraordinaria canción que Don McClean dedicó al desdichado pintor holandés Vincent Van Gogh, uno de mis pintores favoritos, si no el que más.
Otro día hablaremos de American Pie, magnífica y en ciertos aspectos misteriosa canción que el propio McClean compuso en 1971, basada en la muerte de Buddy Holly.
MrAdamBurns

jueves, 16 de abril de 2009

BEN SIDRAN EN EL CAFÉ CENTRAL

Café Central - Madrid
El Café Central, situado en la Plaza del Ángel de Madrid, en pleno corazón del barrio de Huertas, cumplirá este año 27 de su inauguración. Hace ya unos cuantos años solía pasarme por allí para escuchar buen jazz en directo, aunque no sólo jazz. Felizmente parece que sigue en la brecha.

Estos días Ben Sidran, uno de los más importantes pianistas de jazz de la actualidad, acaba de sacar un nuevo disco, al que ha puesto el título de Cien noches, en referencia a los conciertos que lleva dados en el Café Central, 'uno de los mejores clubes del mundo' 'Como el Village Vanguard neoyorquino, las paredes te cuentan historias asombrosas. Al entrar notas todas las horas de música grande que ha habido allí y te sientes conectado con ella. Esa es la clave del jazz: la conexión con la tradición'.

"... El exuberante 'Cien noches' (Nardis/Indigo) no es el primer disco que Ben Sidran graba en España: en 1999 editó The concert for García Lorca, donde utilizaba el piano del poeta granadino. Pero 'Cien noches' es su primer trabajo donde toca exclusivamente el órgano Hammond B3, ese 'enorme mueble con tripas de animal y pedigrí de iglesia negra'. Y la fiera ruge con elocuencia, carnosa y segura.
... Conviene señalar que Sidran (Chicago, 1943) tiene maneras de entretenedor: canta con la voz lacónica (y el humor) de un Mose Allison e incluso reivindica la vocación bailable original del jazz. Pero también es un intelectual y un erudito que materializa su pasión por la música en programas de radio y televisión, aparte de varios libros. El más difundido es 'Talking jazz', resumen de entrevistas con 43 creadores: 'En términos de lenguaje, el jazzman más elocuente del planeta es Benny Golson. Art Blakey era un maravilloso narrador. Y el día que pasé con Miles Davis en su casa de Malibú fue el más divertido: preparaba la comida y me contaba historias sobre Kind of blue'.'Cien noches' también incluye dos saltarinas versiones de Bob Dylan, adelanto del próximo proyecto de Sidran: 'Deseo grabar un disco entero de repertorio dylaniano. Lo haré en Francia, con músicos locales; no quiero que suene como otros trabajos míos. Pretendo que tenga un sonido fantasmal, que refleje aquellos años en que, más que componer canciones, parecía estar canalizando la música desde un lugar misterioso'.
Sidran surgió a la luz pública a finales de los sesenta, como teclista de
Steve Miller, rockero con base en San Francisco. Sin embargo, no fueron hippies. 'Teníamos una edad que nos alejaba de la tentación hippy. Steve era un bluesman cuando nos conocimos, y yo era un muchacho practicante del be-bop; nuestro territorio común consistía en Louis Jordan, Jimmy Reed o T Bone Walker. Steve vivió más de cerca el Verano del Amor, pero yo estaba en Inglaterra, estudiando y tocando con los Stones o Clapton. Ambos sabíamos que el hippismo era un fenómeno trivial, mientras que lo nuestro tenía cierto peso cultural. El propio termino, hippie, es un diminutivo de hip, actitud que sí me interesa: tiene raíces, procede de los años cuarenta'.Disfruta hablando de la historia de la música, pero Sidran también es un astuto superviviente, consciente de que, a fin de cuentas, debe bregar con la incómoda industria de la música. Desde los primeros ochenta, cuando todavía trataba con compañías fuertes, conserva la propiedad de sus masters. 'Ahora creo que la industria discográfica de EE UU mantiene un modelo de negocio desfasado. Gastaban demasiado dinero de forma errónea. Su contabilidad hacía virtualmente imposible que los músicos cobraran. De forma ilegal, desviaban fondos para que se pincharan sus discos. Finalmente, cuando llegó Internet, no vieron que era un nuevo tipo de radio, libre de pagos, e intentaron controlar el acceso a la música. Yo no soy catastrofista: ahora hay nuevas oportunidades: cualquiera puede ir a iTunes y encontrar toda mi música. ¿No es para celebrarlo?'." DIEGO A. MANRIQUE - EL PAÍS


La siguiente grabación no es un concierto en el Café Central, sino una actuación en Alemania en 2003.
"You Can't Judge A Book By Looking At The Cover / A Great Rhythm Section"
Ben Sidran (piano) con Billy Peterson (bajo), Bob Rockwell (saxo) y Leo Sidran (batería).

sábado, 11 de abril de 2009

LA MIRADA DE HELEN LEVITT

Four Boys - Helen Levitt Tampoco la fotografía es territorio exclusivamente masculino, faltaría más. Ha habido y hay extraordinarias fotógrafas como Julia Margaret Cameron, Dorothea Lange, Cindy Shermann, Eva Rubinstein, Inge Marath... y entre las españolas, Colita, Cristina García Rodero, Ouka Leele, Mireia Sentís, tantas otras...

Estos días nos ha abandonado una de las grandes, Helen Levitt, a la maravillosa edad de 95 años.

Levitt, discípula aventajada del gran Henry Cartier Bresson -Cuando vi fotos de Cartier Bresson comprendí que la fotografía podía ser arte... y eso me hizo ambiciosa- nació en Brooklin en 1913 y no abandonó la ciudad de Nueva York salvo en muy contadas ocasiones.

Fue amiga de Walker Evans, el fotógrafo de la Gran Depresión. Con Evans compartía un laboratorio de revelado y él le enseñó a no dejarse llevar por el sentimentalismo, a mantenerse al margen de lo que fotografiaba. Es que, básicamente, lo que fotografiaba en los años treinta y cuarenta eran niños jugando en las calles de Nueva York. Eran los hijos del crack de 1929, marginados que intentaban olvidar su mala fortuna jugando. Sin embargo, según confesó a la revista The New Yorker en 2001, no le gustaban especialmente los niños: La gente piensa que sí. Pero no... No más que el resto de las personas. Sólo sucedía que eran los niños los que estaban en la calle. Aquello era antes de la televisión y el aire acondicionado.
Levitt fotografiaba especialmente en el Harlem hispano: Era un estupendo vecindario para tomar fotos, dijo en una entrevista en la cadena pública de radio NPR en 2006. Sucedían muchas cosas. La gente mayor se sentaba en las escaleras de sus casas para combatir el calor.
Retrataba en sus instantáneas a los pobres, a los desfavorecidos, con una conciencia social muy a su pesar, como la propia conciencia social de los retratados. Estilo Cartier Bresson, vaya. Estilo cualquier genio (pensemos, por ejemplo en Dylan) a quien las circunstancias le sobrepasan pero que acierta a plasmar en su trabajo el signo de los tiempos: Yo nunca quise decir nada en mis fotografías. La gente me pregunta qué significan. Y yo no tengo respuestas válidas, dijo al Tribune en 2003. Ves lo que hay.

En los cuarenta colaboró con Luis Buñuel, a quien ayudó en sus cortos de propaganda pronorteamericana en la II Guerra Mundial. Entre 1949 y 1959 se dedicó al cine, para volver a la fotografía y experimentar con el color en los años sesenta. En la década de los noventa renunció al color, como cualquier fotógrafo que se respete.

Música: Preludios de Chopin y Música acuática de Haendel en clave de jazz
Presentación en vídeo de Juan Nadie