The Refreshments - Let it Rock the Chuck Berry Tribute (2013)

domingo, 21 de noviembre de 2010

DOLORES PROPIOS Y AJENOS

Pastillas contra el dolor ajeno - Médicos sin fronteras
Esta mañana fui a la farmacia a comprar unas aspirinas porque me dolía la cabeza. Al final no compré las aspirinas, pero sí unas curiosas píldoras cuya caja rezaba: "Pastillas contra el dolor ajeno". Me las llevé, claro. Y, oiga, aunque mi dolor era bastante propio, se me quitó enseguida. Además estaban buenas. Es que no eran más que caramelos de eucalipto...

5 comentarios:

jose dijo...

Es curios. Había oído este anuncio en televisión y no me había dado cuenta de qué se trataba.
Bueno, tengo que decir que yo no veo la tele, solo la oigo. Por eso a veces no me entero bien de las cosas.

Me parece una campaña interesante, por un lado a nivel creativo y por otro, a nivel efectivo creo que es importante -necesario- ayudar a quien no tiene medios para sobrellevar las enfermedades. Esta puede ser una forma fácil de ayudar.

finchu dijo...

Sí, conocía la campaña, muy original, buena idea.
Se sabe de quien es?

finchu dijo...

Lo encontré.
La campaña "Pastillas contra el dolor ajeno" surge a raíz de la colaboración entre Juan Carlos Tomasi -fotógrafo de la ONG Médicos Sin Fronteras- y Jorge Martínez -creador del ya extinto festival "Punto Aparte" y socio de la agencia de comunicación Germinal-. Y es que este último se impresionó tanto con los retratos de enfermos olvidados realizados por Tomasi que inició una investigación sobre tan dramática situación. En un estudio del año 2007 descubrió que de los diez medicamentos más vendidos en España, siete son para calmar algún tipo de dolor. Y entonces surgió la idea: ¿por qué no crear unas pastillas que pueda tomar la gente que sí tiene acceso a medicamentos y que sirva para curar las enfermedades de aquellos que no disponen de ellos? Así nació el concepto de "Pastillas contra el dolor ajeno" y la idea de crear un producto para su venta en farmacias: una especie de falso analgésico, que no cura nuestro dolor, sino el de los demás, y cuyos beneficios se utilizan para el diagnóstico y tratamiento de enfermos olvidados en países en desarrollo.

Juan Nadie dijo...

Desde luego es una campaña interesante, original y creativa, Jose, a mí me parece fantástica, y eso que no me fío mucho de las oenegés, de ciertas oenegés, pero Médicos... creo que está suficientemente contrastada.

No conocía el origen de la campaña, Finchu, ahora ya lo conozco, me parece fantástico.

Hombre, sobra decir que esta mañana no he ido a ninguna farmacia a comprar nada, porque es rarísimo que a mí me duela la cabeza alguna vez, sólo es un pretexto para hacer el post, pero mañana pienso ir a comprar las ya famosas y benditas "pastillas".

Anderea dijo...

Pues:

a) esta entrada me parece otro homenaje a Berlanga. Y merecido.

b) Las pastillas despejan estupendamente la nariz.

¡Gracias por compartir!

Un muxu.