Ry Cooder - Paradise And Lunch, 2017

lunes, 26 de marzo de 2018

LAS FALSEDADES DEL DISCURSO INDEPE


El falso diccionario del independentismo catalán

La detención del expresidente catalán Carles Puigdemont este domingo en Alemania ha impulsado una movilización ciudadana de protesta en varias ciudades de Cataluña contra su arresto bajo el lema Contra la repressió i cap a la República (Contra la represión y hacia la República). La consigna, encaminada a presentar a Puigdemont como víctima de un sistema déspota, es una más entre las palabras que emplea el diccionario del independentismo catalán para intentar disfrazar la acción de la justicia con un manto represor. Estos son algunos ejemplos:

No es represión, es aplicación de una euroorden

La detención de Carles Puigdemont no es un acto de represión de España contra el expresidente catalán. Ha sido arrestado en Alemania en aplicación de la euroorden de detención contra él cursada por la justicia española acusado de rebelión, sedición y malversación de fondos por la convocatoria del referéndum ilegal independentista de Cataluña del 1 de octubre y la posterior Declaración Unilateral de Independencia, el 27 de ese mismo mes.

No son presos políticos, son políticos presos

Carles Puigdemont se suma, según parte del soberanismo catalán, a la lista de “presos políticos” de la que considera que también forman parte los cinco líderes catalanes enviados a prisión el pasado viernes —la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsejeros Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa— así como el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el exconsejero de Interior Joaquim Forn y los presidentes de ANC y Òmnium (Jordi Sànchez y Jordi Cuixart). Pero Puigdemont, al igual que el resto, no ha sido arrestado por sus ideas políticas, sino porque está acusado de varios delitos, en su caso, de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

No se trata de una #PrimaveraCatalana sino que es una protesta contra la acción de la justicia

Tras la detención en Alemania de Puigdemont —y aprovechando la estación del año—, ha comenzado a popularizarse en Twitter el hashtag #PrimaveraCatalana en clara alusión a la Primavera árabe, los movimientos populares que se alzaron contra los regímenes dictatoriales gobernantes en buena parte del mundo árabe para reclamar democracia y derechos sociales entre 2010 y 2013. Las movilizaciones en varias ciudades catalanas este domingo pretenden protestar contra la detención de Puigdemont, que obedece a la aplicación de una euroorden por los motivos citados en los epígrafes anteriores.

No es exilio, es fuga

Marta Rovira, la líder de ERC, ha sido la última en sumarse a la lista de dirigentes independentistas catalanes huidos, que encabezaba Carles Puigdemont y de la que siguen formando parte los exconsejeros Meritxel Serret, Antoni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí y la exportavoz de la CUP Anna Gabriel. Todos ellos se presentan como exiliados, personas que se han visto obligadas a huir de su país para evitar represiones por sus ideas políticas. Pero la justicia española no los ha procesado por defender políticamente la independencia de Cataluña, sino por impulsar mediante vías ilegales la secesión de esta comunidad autónoma.

No fue un proceso democrático, fue un referéndum ilegal

El alcalde de Premià de Mar (Barcelona) y presidente de la Asociación Catalana de Municipios, Miquel Buch, ha instado a la Unión Europea a decantarse "por procesos modélicos, nacidos de la ciudadanía, democráticos, respetuosos y pacíficos como el catalán" u optar "por otras vías". Carles Puigdemont no ha sido arrestado por dirigir un movimiento cívico, sino por ser uno de los líderes de la convocatoria y celebración del referéndum ilegal del 1-O y por declarar unilateralmente la independencia.

La UE no es responsable, la responsable es España

Desde los meses anteriores a la celebración del referéndum del 1-O, el independentismo ha tratado de convertir la secesión de Cataluña en un asunto europeo. Este domingo, el diputado de Junts per Catalunya Quim Torra ha afirmado en Twitter, sobre el arresto de Puigdemont: “Es la Unión Europea quien tiene la responsabilidad”. Todas las instituciones europeas han asegurado en varias ocasiones que el pulso independentista catalán es un asunto interno de España.
PATRICIA R. BLANCO, El País 26-03-2018

4 comentarios:

carlos perrotti dijo...

No era independencia sino una aventura de unos ideólogos trasnochados y oportunistas.

Por cierto, tenemos por aquí a Pablito, líder de Podemos, participando en marchas junto a kirchneristas desesperados por no ir a prisión... Nadie lo toma demasiado en serio que digamos, pero él cree ser parte de una revolución.

Juan Nadie dijo...

Una auténtica demencia, un despropósito, un bochorno. Y lo triste es que comenzó, como ya hemos dicho alguna vez, como una huída hacia adelante para enmascarar la mala gestión, incluso la gestión delincuente (el famoso 3%), de los dirigentes de Catalunya (como ves lo escribo con todas sus letras, porque sigo amando el idioma catalán). A partir de ahí los "indepes" han ido improvisando hasta convertir el "procés" en un chiste, que maldita la gracia que tiene.
Pero más triste aún es que con estas movidas han conseguido fracturar a la sociedad catalana y que los españoles empiecen a odiar a los catalanes en general, sin distinción de credo político. Una auténtica lástima, algo que costará mucho tiempo arreglar. Ay!

Vaya, así que Pablito anda por Argentina... Como se dice por aquí cuando aparece un indeseable ¡cuidado con las carteras!

carlos perrotti dijo...

Tal vez sea momento de considerar los sabios versos del gaucho Martín Fierro, obra de José Hernández:

"Los hermanos sean unidos
Porque esa es la ley primera
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea
Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de afuera..."

Juan Nadie dijo...

Ahí, ahí.