Odetta- My Eyes Have Seen The Tin Angel At The Gate Of Horn, 2017

martes, 18 de mayo de 2010

LUKÁNIKOS, LÍDER DE LA REVUELTA SOCIAL GRIEGA

Lukánikos frente a los antidisturbiosCuenta la leyenda que en Corinto 50 perros tenían encomendada la misión de defender la ciudad y, cuando ésta fue atacada, sólo uno de ellos, llamado Soter, pudo sobrevivir y alertar a la población del peligro. Los ciudadanos, en agradecimiento, erigieron un monumento a la memoria de los restantes 49 perros. Soter fue honrado, pensionado y puesto bajo la protección de la ciudad.
Quizá por esto, los griegos siempre han tenido un gran aprecio a los perros callejeros: los propios Ayuntamientos se encargan de vacunarlos, esterilizarlos y diferenciar a los machos de las hembras colocándolos collares de distintos colores.

Ahora mismo hay un perro callejero (un cusquejo, que diríamos en mi tierra) que está acaparando todas las portadas de los medios de comunicación y ya es una estrella en Internet. Se llama Kanellos (por el color de su pelo), pero responde al nombre de Lukánikos (salchicha), y desde hace dos años es el protagonista de todas las manifestaciones contra el Gobierno o simplemente antisistema que se vienen produciendo en la capital de Grecia, donde como saben está cayendo la mundial.
Se enfrenta a los antidisturbios y consigue volverlos locos, aunque siempre sale indemne: ya hemos dicho que en Grecia le tienen especial cariño a los perros.
Algunos dicen que lo que pasa es el que el bueno de Lukánikos se ha aficionado a los gases lacrimógenos, y cuando no hay manifestaciones le entra una especie de "mono".
No sé, el caso es que está ahí siempre que puede abanderando las protestas.

Por estas tierras, como últimamente no protestamos por nada serio así caigan chuzos de punta, no necesitamos ningún perro que ladre a nadie.


4 comentarios:

jose dijo...

Curioso.

¿No les sobrarán algunos perros en Grecia?

Juan Nadie dijo...

Seguro que sí, pero que no nos los envíen, pobrecitos, que se morirían de tedio.

finchu dijo...

Aqui los perros no dicen ni mu.
O eran las vacas?

Juan Nadie dijo...

Ja, ja, sí, yo creo que eran las vacas...¿O eran las ovejas?... No sé, ya me has puesto en dudas...