Odetta- My Eyes Have Seen The Tin Angel At The Gate Of Horn, 2017

lunes, 13 de julio de 2009

PEQUEÑA HISTORIA DE TRES CANCIONES

After The Gold Rush - Neil Young
De tres extraordinarias canciones, para ser justos.
En 1970, Neil Young, músico canadiense con algo de sangre india en las venas, edita su tercer álbum en solitario: After The Gold Rush, magnífico disco que aún hoy se sigue escuchando con placer, como casi todos los discos de Young. En él hay una canción, Southern Man, en la que el cantante critica el racismo y la violencia del sur de los Estados Unidos:


Sureño, no pierdas la cabeza
No olvides lo que dice el buen libro
Vendrá al final un cambio para el sur.
Ahora tus cruces arden rápido
Sureño

Vi el algodón y vi a negros
Grandes mansiones blancas y pequeñas chabolas
Sureño ¿cuándo pagarán por ello?
Escuché gritos y látigos chasqueando
¿Por cuánto tiempo? ¿Por cuánto tiempo?
...

Harvest - Neil Young


Dos años más tarde, en 1972, Young edita el que quizá sea su disco más conocido: Harvest.

En Harvest hay una famosísima canción, Alabama, en la que vuelve a incidir en el tema del racismo y la violencia:




Oh Alabama
Los banjos suenan a través de los cristales rotos
Ventanas bajadas en Alabama.
Mira a los viejos atados a cuerdas blancas,
Escucha el banjo.
¿No te lleva a casa?

Alabama, soportas la carga en tus hombros
Te está destrozando la espalda.
Tu Cadillac tiene una rueda en la cuneta
Y otra en la vía.

Oh Alabama
¿Podría verte y estrecharte la mano,
Hacer amigos en Alabama?
Soy de un nuevo lugar
Vine por ti y veo toda esta ruina,
¿Qué estás haciendo Alabama?
Tienes el apoyo de la unión para ayudarte,
¿Qué es lo que no va?
...
Second Helping - Lynyrd Skynyrd
Naturalmente estas canciones no gustaron mucho en los ambientes sureños. Entre quienes se mosquearon estaban Ronnie Van Zant y sus colegas de Lynyrd Skynyrd, grupo sureño donde los haya. Con esa curiosa capacidad que tienen los americanos para las metáforas y las imágenes sorprendentes, Ronnie le mandó un mensaje a Neil Young: Creemos que Neil está disparando a todos los patos cuando sólo quiere cazar un par de ellos. Con ello ponía de manifiesto que no estaba de acuerdo con meter a todos en el mismo saco. Van Zant se tomó realmente la revancha componiendo esa extraordinaria canción llamada Sweet Home Alabama, que apareció en 1974 en el álbum Second Helping:

Alabama dulce hogar
La noria sigue girando
Llévame a casa para ver a mi familia
Cantando canciones acerca del Sur
De nuevo echo de menos Alabama
Y pienso que es un pecado, si

Bien, Oí al señor Young cantando sobre ella
Bien, oí al viejo Neil admirándola
Bien, espero que Neil Young recuerde
De todas maneras, un hombre del sur no lo necesita
...

Con este rifirrafe las casas de discos correspondientes estuvieron entretenidas durante una temporada, pero entre los propios músicos la sangre nunca llegó al río: son músicos, no políticos. Incluso alguna vez se pudo ver en el escenario a Neil Young llevando una camiseta con la efigie de Ronnie Van Zant.


Gracias a Nando y a su blog Como cantos rodados por recordarnos a Lynyrd Skynyrd. También nos ha recordado alguna vez al gran Neil Young.

5 comentarios:

jose dijo...

Bonita historia.
Si los políticos fuesen músicos las cosas irían mucho mejor, seguro.

No me hace falta oir ahora los tres temas, porque me los sé de memoria, incluso los he tocado alguna vez.

Son los tres geniales.

Pero este recordatorio merece la pena.

Juan Nadie dijo...

¿Te imaginas a Zapatero llevando en los mítines una camiseta con el careto de Rajoy, o viceversa?

jose dijo...

Sinceramente, no. Pa qué nos vamos a engañar...

Nando dijo...

Veo que te has documentado , sabía de esa historia.
Menudo par de trenes mercancias chocando , pues no eran cabezones ambos!!
Yo cualquier dia me pongo la camiseta de los borbones!!!!

Logan y Lory dijo...

Pues no conocíamos la historia de estas canciones, así que nos has sorprendido gratamente contándonos lo que suscitaron estos temas y lo que dice Jose, ojalá los políticos tuvieran alma de músicos, pero creo que esa posibilidad es del todo nula.

Un abrazo.