Fats Domino - Fats Domino, Best Of, 2018

viernes, 15 de mayo de 2015

HASTA SIEMPRE, B. B. KING



La inconfundible guitarra y la poderosísima voz de B. B. King han dejado de sonar en directo, pero nos quedan sus grabaciones. Descanse el rey del blues.

The Thrill Is Gone - B. B. King en Montreux, 1993

Rock Me Baby - B. B. King con Eric Clapton, Buddy Guy y Jim Vaughan

B. B. King en la prisión de Sing Sing, 1972

8 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Llora Lucille y quién no?
Vos y yo también
Nosotros, el mismo nosotros
Un nosotros mundial llora, y quién no?

Lloramos, pero no se nos pianta un lagrimón
Lloramos con todas las letras
Cada letra es una lágrima
Y la cara del blues toda chorreada de letras

Lloramos y no es angustia sino tristeza
Porque las cosas tienen que ser siempre así
Porque no lo veremos más pero lo sabremos siempre aquí
En el corazón, el corazón de todos nosotros se llama B.B. King

Juan Nadie dijo...

A bote pronto y directo desde el corazón.
¿Lo veremos en "Blowing..."?

carlos perrotti dijo...

Buena idea. Es que salió así cuando tu entrada me enteró de tamaña pérdida...

marian dijo...

Para mí, además de todo lo que se pueda decir (y que se dirá), es entrañable. Realmente hemos sido testigos directos de una leyenda.

marian dijo...

Muy bueno, Carlos.
Es tristeza la palabra.

Juan Nadie dijo...

Un tipo que, partiendo de las raíces, revolucionó el blues, lo hizo adulto, urbano y universal. De él han salido todos los que posteriormente se han dedicado a esta música, muchos para acabar volviendo a las raíces. Un viaje de ida y vuelta.
Salve, B. B. King.

Juan Nadie dijo...

Cantando "soul" también era un fenómeno, fijaos en el vídeo de la prisión de Sing Sing.

marian dijo...

Auténtico.