Van Morrison - Too Long In Exile (1993)

domingo, 31 de enero de 2010

LA MÚSICA DE LAS ESFERAS

Imagen de Saturno captada por la sonda Cassini
... que diría Pitágoras, para quien las matemáticas eran pura música y viceversa. Y no digamos el Universo. Escribía Aristóteles, en referencia a las ideas pitagóricas: “Algunos pensadores suponen que el movimiento de los cuerpos celestes debe producir un sonido, dado que en la Tierra el movimiento de cuerpos de mucho menor tamaño produce dicho efecto. Afirman, también, que cuando el sol, la luna y las estrellas, tan grandes y en tal cantidad, se mueven tan rápidamente ¿cómo podrían no producir un sonido inmensamente grande? A partir de este argumento y de la observación de que sus velocidades, medidas por sus distancias, guardan igual proporción que las consonancias musicales, aseveran que el sonido proveniente del movimiento circular de las estrellas corresponde a una armonía.”

Efectivamente, los cuerpos celestes producen sonidos. La grabación que van a escuchar procede de los sonidos emitidos por el planeta Saturno y sus anillos, captados por la sonda Cassini-Huygens en 2003.

-¿Sonidos? Pero, ¿no habíamos quedado en que los sonidos no se pueden escuchar en el espacio porque no disponen de un medio material que los trasmita?
-Sí, pero es que son ondas de radio, ondas electromagnéticas (la luz visible también lo es) que, caprichosas ellas, se comportan a la vez como ondas y como partículas. Como ondas no podrían llegar hasta nosotros -a fin de cuentas una onda no es más que una perturbación del medio en que se propaga- pero sí como partículas. Einstein y De Broglie lo explicaron perfectamente.

Saturno, al igual que el resto de los planetas del Sistema Solar, emite potentes ondas de radio, relacionadas en su mayoría con las auroras que se producen en los polos del planeta. La sonda Cassini, que llegó a Saturno en 2004 tras recorrer más de 1.200 millones de km, empezó a detectar -gracias a su instrumento RPWS, Radio and Plasma Wave Science-, sus emisiones de radio en abril de 2002, cuando aún se encontraba a unos 400 millones de km del planeta.
En noviembre de 2003, a punto de llegar a su destino, Cassini consiguió grabar por primera vez esas emisiones en alta resolución. Dichas emisiones muestran una extraordinaria variedad de frecuencias y variaciones, y se parecen mucho a las que emiten las auroras boreales de nuestro propio planeta.

Las frecuencias captadas por la sonda se encuentran muy por debajo de la capacidad auditiva del ser humano, por lo que, para poder ser escuchadas, los científicos tuvieron que comprimir los 27 minutos originales de grabación en apenas 73 segundos. Es decir, 22 veces más rápido. 
No es la primera vez que se captan sonidos de este tipo. Las sondas Voyager y Galileo, por ejemplo, también han conseguido capturar sonidos espaciales similares.

Estas grabaciones han inspirado a músicos contemporáneos como Terry Riley, autor de una suite de música espacial para Kronos Quartet llamada Sun Rings, en la que los sonidos interplanetarios se combinan con música convencional y con imágenes y vídeos del Sistema Solar.
Otro ejemplo es la pieza de diez minutos de duración llamada Anillos, compuesta en 2008 por el profesor de música de la Universidad de Cornell Roberto Sierra para la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana.

Disfruten de esta extraordinaria y sorprendente música. El vídeo, en el que tanto el sonido comprimido como las imágenes son absolutamente reales, ha sido publicado por Jennifer Oulette en Discovery News.
El sonido de los anillos de Saturno

Kronos Quartet - Sun Rings

miércoles, 20 de enero de 2010

¿QUIÉN JUZGA A LOS JUECES?

Javier Gómez Bermúdez
Otro juez, claro.Javier Gómez Bermúdez, Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional -Yul Brynner de los jueces hispanos- se acaba de despachar a gusto con sus compañeros de profesión. Esto debe de ser "corporativismo a la inversa".

En una mesa redonda organizada por la
Fundación Ortega y Gasset para debatir sobre la modernización de la justicia y en la que participaron además el presidente del Consejo General de la Abogacía, Carlos Carnicer, el presidente del Consejo General de Procuradores, Juan Carlos Estévez, y el fiscal jefe de la Unidad de Apoyo de la Fiscalía General del Estado, José Luis Bueren, Bermúdez subrayó que el proceso de reforma se debe "construir sobre un cimiento mínimo" que en la actualidad "no existe, porque los jueces no trabajan lo suficiente y porque se dedican a tareas que no son de su incumbencia". ¡Toma ya!

Bermúdez aseguró que de las 24 horas y media semanales de trabajo (¡qué pereza!) estipuladas en el despacho, que supondrían seis horas diarias, algunos jueces acaban desempeñando como
"horas reales" no más de "tres horas y cuarenta minutos", ya que "llegan media hora tarde, se van media hora antes y dedican dos horas a tomar café". "No somos eficientes porque no se trabaja"- dijo, sin cortarse un pelo."En España no hay un sólo funcionario sancionado, ya que al quieto no se le sanciona jamás. El que no hace nada no corre peligro".


"Un sistema en el que todo se sustente en el juez será siempre ineficiente por definición. El juez debe ser un mero árbitro que resuelva los asuntos después de que hayan sido ya 'cocinados' y sin entrar en el proceso ni para bien ni para mal".

"Es intolerable que el 50% de los magistrados de lo Penal no manejen los ordenadores. El proyecto destinado a acabar con el papel en la Audiencia Nacional ha caído en un error porque según se ha planteado sólo va a ser 'en parte', ya que sólo se digitalizarán los asuntos nuevos. Así no funciona nada, porque es imposible mantener el papel y no mantener el papel. Si desaparece el papel, que desaparezca del todo".
En cuanto a la futura nueva Ley de Demarcación y Planta Judicial, Gómez Bermúdez aseguró que la clave no está en el incremento del número de jueces, sino en que sean distribuidos de manera correcta.
"Esto, solucionaría la situación actual, en la que mientras un 30% de los juzgados están sin trabajo, otro 30% es incapaz de resolver todos los asuntos que tiene acumulados".

Dijo muchas más cosas, todas tendentes a "hacer amigos". Que no le pase nada.

Actualización (23-01-2010):
Se veía venir

domingo, 17 de enero de 2010

CONTRATO EXISTENCIAL

No oigo, no veo y no digo nada
CLÁUSULA 1ª:
Yo acepto la búsqueda del confort como el fin supremo de la humanidad, y la acumulación de riquezas como el mayor logro en nuestra vida.
Cuanto más infeliz sea, más consumiré, y así contribuiré al buen funcionamiento del sistema.
CLÁUSULA 2ª:
Yo acepto que la investigación relacionada con mi salud esté en manos de empresas cuya única motivación es generar beneficios.
No me preocupa que las farmacéuticas financien los congresos de medicina y que controlen así la información que les llega a mis médicos.
Confío en la industria farmacéutica, y en gente como Donald Rumsfeld, accionista y ex presidente de la farmacéutica que desarrolló el Tamiflú. No creo que sean capaces de crear virus como el de la gripe A para forrarse.

CLÁUSULA 3ª:
Yo acepto dejar mi salario a los bancos para que ellos lo inviertan en aquellas actividades que más dinero generen, independientemente de su moralidad o de su impacto ambiental.
Asumo que las inversiones más lucrativas son las que explotan a los ciudadanos de los países en desarrollo y respaldo por completo estas actuaciones.

CLÁUSULA 4ª:
Yo acepto que las autoridades guarden todos los datos que tengan sobre mí. Confío en ellos y no me importa llevar DNI con microchip, ni dar mi huella ocular al entrar en otro país, ni enseñar el contenido de mi ordenador en los aeropuertos.
CLAÚSULA 5ª:
Yo acepto los paraísos fiscales para que ricos y delincuentes no paguen los impuestos que yo sí pago.
CLÁUSULA 6ª:
Yo acepto que los bancos internacionales presten mi dinero a países que quieren armarse para ir a la guerra, y que puedan elegir dónde se libran las guerras.
Soy consciente de que lo mejor es financiar a ambos bandos para que el conflicto dure el mayor tiempo posible, no sólo para ganar más dinero sino para que luego puedan hacerse con sus recursos cuando no puedan devolver los créditos.
CLÁUSULA 7ª:
Yo acepto que la publicidad me cuente mentiras y que me haga desear cosas que, cuando las consigo, me aportan muy poco.
CLÁUSULA 8ª:
Yo acepto que se guarden todos mis e-mails durante 5 años aunque yo los borre. Y que empresas como Yahoo den acceso a las cuentas a las autoridades chinas, permitiendo así detener a disidentes.
CLAÚSULA 9ª:
Yo acepto que el poder esté en manos de las personas más ambiciosas y con menos escrúpulos.
CLÁUSULA 10ª:
Yo acepto que los partidos políticos aglutinen a lo peorcito del país y que cada 4 años me cuenten lo que saben que quiero oír para llegar al poder.
CLÁUSULA 11ª:
Yo acepto que los medios de comunicación estén concentrados en las manos de grandes poderes económicos, puesto que sé que harán un buen uso de ellos. Acepto creerme sólo lo que los medios dicen y pensar que lo que se dice fuera de ellos son bulos para gente inculta y crédula. Yo acepto esta matriz en la que me han colocado para que no pueda ver la realidad de las cosas. Sé que lo hacen por mi bien.
CLÁUSULA 12ª:
Yo acepto que las noticias recopilen lo peor que ha pasado en el planeta ese día, para que me sienta impotente y piense que no hay nada que hacer.
Sé que alimentar el miedo, la rabia y la desesperación es lo mejor que pueden hacer por nosotros, porque creer que se puede cambiar algo es peligroso.

CLÁUSULA 13ª:
Yo acepto las versiones de los acontecimientos que me dan los medios y apoyo todas las divisiones entre seres humanos que me quieran contar los gobiernos.
De esta forma podré focalizar mi cólera hacia los enemigos diseñados por ellos y no me opondré a acciones bélicas que respondan a intereses político-ecónómicos.

CLÁUSULA 14ª:
Yo acepto que se condene a muerte al prójimo, y se nos aliente a acabar con él, siempre que su gobierno haya sido declarado por el nuestro como su enemigo.
CLÁUSULA 15ª:
Yo acepto que se desechen toneladas de comida para que no bajen los precios internacionales. Me parece mejor que ofrecérselos a los cientos de miles de personas que mueren de hambre cada año.
CLÁUSULA 16ª:
Me parece bien que haya países como Haití donde, a falta de otra cosa, comen galletas hechas con tierra. Como todos somos egoístas, estoy convencido de que en el fondo todos estamos de acuerdo con esta situación.
CLÁUSULA 17ª:
Yo acepto que la felicidad es confort, el amor es sexo y la libertad es tener dinero para poder satisfacer todos mis deseos.
CLÁUSULA 18ª:
Yo acepto que se hagan guerras por motivaciones económicas como el petróleo, reactivar la economía o dar salida a los stocks de armas obsoletas.
Hay que hacer lo que sea para mantener el sistema en marcha, porque es sin duda el mejor de los posibles.
CLÁUSULA 19ª:
Yo acepto comer carne bovina tratada con hormonas sin que exista obligación legal de indicarlo en ninguna etiqueta.
Yo acepto servir de cobaya y comer carne de animales engordados con piensos transgénicos, para comprobar si aparece alguna anomalía en nuestra especie a largo plazo.

CLÁUSULA 20ª:
Yo acepto que los vegetales que ingiero hayan recibido pesticidas y herbicidas tóxicos para mi salud, siempre que no los usen demasiado. Yo acepto que se utilicen todo tipo de aditivos químicos en mi alimentación, puesto que estoy convencido de que, si los añaden, es porque saben que no tienen ninguna consecuencia a largo plazo.
CLÁUSULA 21ª:
Yo acepto que los transgénicos se expandan por todo el planeta y que las multinacionales agroalimentarias que patentan seres vivos acumulen ingentes dividendos por ellos y controlen la agricultura mundial.
Estoy convencido de que es moral especular con el precio de los alimentos, como se ha hecho con la vivienda, porque el sistema de mercado garantiza que los recursos se distribuyen de forma eficiente.

CLÁUSULA 22ª:
Yo acepto pagar el precio más bajo posible por la carne de los animales que compro, por lo que me parece bien que los traten mal, con tal de abaratar su carne. Al fin y al cabo somos una especie superior.
En consecuencia, si viniese otra especie superior de otro planeta, me parecería lógico que hiciesen lo mismo con nosotros.

CLÁUSULA 23ª:
Yo acepto la política de «revolting doors» (puertas giratorias). Sé que los directivos de organismos internacionales como la OMS, la OIT, el FMI y el Banco Mundial son ex-empleados de grandes corporaciones, que saben que «portándose bien» volverán a esas corporaciones al año siguiente ganando cantidades astronómicas.
CLÁUSULA 24ª:
Yo acepto la hegemonía del petróleo en la economía, a pesar de ser una energía costosa y contaminante, y estoy de acuerdo en impedir cualquier tentativa de sustitución, puesto que la implantación de los métodos de energía libre ya descubiertos y silenciados serían una catástrofe para el sistema.
CLÁUSULA 25ª:
Yo acepto que el valor de una persona dependa de su capacidad para generar dinero y de si aparece o no en la tele.
Tomaré como mis referentes personales las personas que aparecen en la televisión, e intentaré ser como ellos.

CLÁUSULA 26ª:
Yo acepto que se paguen fortunas a jugadores de fútbol y a actores para convertirlos en nuestros modelos a imitar.
Me parece totalmente lógico que se pague muy poco a los profesores que se encargan de formar a las generaciones futuras.

CLÁUSULA 27ª:
Yo acepto que las multinacionales no apliquen las conquistas sociales de occidente en los países desfavorecidos. Apoyo que haya niños trabajando, con tal de que los productos que compro tengan el precio más bajo posible.
CLÁUSULA 28ª:
Yo acepto que los mayores sean considerados un estorbo y no sean nunca nuestro modelo, puesto que como civilización más avanzada del planeta (y del universo, ya que es imposible que existan más)sabemos que la experiencia no tiene ningún valor.
CLÁUSULA 29ª:
Yo acepto la competencia como base de nuestro sistema, aun cuando soy consciente de que este funcionamiento engendra frustración y cólera para la mayoría.
Sustituir la competencia por la colaboración sería un error.
CLÁUSULA 30ª:
Yo acepto usar aquello más valioso que tengo, mi tiempo, en hacer un trabajo que no me gusta, para poder comprar muchas cosas con las que evadirme de esta vida tan vacía que llevo.
CLÁUSULA 31ª:
Yo acepto la destrucción de los bosques y la desaparición de especies naturales. Me parece lógico contaminar y dispersar al aire venenos químicos, así como enterrar residuos radioactivos que no estarían a salvo de un gran terremoto.
CLÁUSULA 32ª:
Aunque nuestra historia está plagada de conspiraciones políticas y políticos ambiciosos, yo acepto que ahora todo ha cambiado y que nuestros dirigentes sólo buscan nuestro bien. Las organizaciones secretas de políticos y grandes magnates como el club Bilderberg, la Trilateral o el Comité de los 300 no existen y nadie está intentando establecer un gobierno mundial a través de los organismos internacionales.CLÁUSULA 33ª:
Yo acepto que el sistema actual es el mejor de los posibles. Se ha pasado la época de los grandes ideales.
En el mundo deben mandar las personas sensatas y realistas que cuidan por mantener el sistema.
Tengo miedo de que las cosas cambien porque los soñadores sólo traen problemas e inestabilidad.

CLÁUSULA 34ª:
Yo acepto esta situación y admito que ni yo ni nadie puede hacer nada para cambiarla.CLÁUSULA 35ª:
Yo acepto no hacer preguntas, cerrar los ojos a ésto y no oponerme a nada, puesto que estoy suficientemente ocupado con mis propios problemas.
Yo acepto incluso defender este contrato con mi vida, puesto que tengo miedo al cambio.
CLÁUSULA 36ª:
Yo acepto ser una pieza de un sistema, adaptarme a él y enseñar a mis hijos a adaptarse a él.
Mi prioridad es mantenerme en el sistema y nunca me cuestionaré si me permite o no ser feliz.

No siempre los "pps" que solemos enviar a través del correo electrónico merecen la papelera inmediata. Algunos hasta nos obligan a pensar en cosas que conocemos de sobra, pero que tratamos inútilmente de olvidar para que nuestras digestiones transcurran sin sobresaltos.
Agradezco a Pepe Espurz el envío del "pps" que acaban de leer.

sábado, 16 de enero de 2010

TIEMPOS DE INQUISICIÓN

A menudo, las viñetas de los diarios definen una situación mejor que cualquier editorial aparentemente sesudo y pormenorizado.
Las de Ansola en El Diario Montañés suelen tener esa cualidad.

Ansola

jueves, 14 de enero de 2010

A PERRO FLACO

Haití
Desgracia sobre desgracia.
Haití, tierra de zombies y de vudú, casi inexistente como país hasta antes de ayer, existe hoy un poco menos.
Con una población de poco más de 8 millones de habitantes, es el país más pobre y olvidado del hemisferio norte, y uno de los más míseros del planeta. Un país donde el 80% sobrevive por debajo del nivel de pobreza y las madres alimentan a sus hijos con pasteles de barro.
Niños haitianos después del terremotoUn terremoto de 7 grados en la escala Richter, que para cualquier país desarrollado y con la tecnología adecuada (léase Japón) no habría sido más que un susto, ha sumido al desdichado país caribeño en la más absoluta postración. Se han derrumbado prácticamente todos los edificios (chabolas, más bien) de la capital, Puerto Príncipe, incluídos los oficiales, y puede haber más de 100.000 muertos.
Que nadie me hable, por favor, de dioses buenos y misericordiosos que cuidan de sus criaturas...

El Mundo
El País
RTVE

Actualización (15-01-2010):Gráfico
Cómo ayudar a los damnificados por el terremoto
(¿nos fiaremos de las ONG's?)

Actualización (16-01-2010):
Estampida en Puerto Príncipe

Actualización (18-01-2010):
Plegaria en 'creole' para no morir de hambre
Ya empezamos a pegarnos

sábado, 2 de enero de 2010

PUES EMPEZAMOS BIEN...

Zapatero - UE, UE, UEAyer, primero de Enero, España se hizo cargo de la presidencia semestral de la Unión Europea, esa "conjunción planetaria" con el gobierno de Obama de la que la inefable Leire Pajín se hace lenguas.

La primera en la frente: resulta que al gobierno español le han arrebatado la página web que debería figurar como página oficial de la presidencia. Lo que tendría que haber sido http://www.es2010.eu/, será ahora http://www.eu2010.es/, porque un ciudadano alemán se ha apresurado a adquirir el dominio.


No se preocupen, haremos el ridículo (nos obligarán a hacerlo) mil veces más. Como diría Cantinflas, "lo que es la falta de ignorancia".


Además:
Zapatero se fija sacar a la UE de la crisis económica en seis meses.

Lo siento, hoy no tengo ganas de reirme.

Actualización (05-01-2010):
El Corte Inglés
Ayer la página oficial de la presidencia de la UE estuvo bloqueada práticamente todo el día. ¿Por qué? A alguien se le ocurrió sustituir el vídeo de Zapatero por una imagen de Mr. Bean sonriente, saludando "Hi there". La broma duró sólo unos minutos, pero ya circula por toda la red.
Hay que decir que la página ha sido confeccionada por El Corte Inglés y su mantenimiento y seguridad corre a cargo de Telefónica y Telefónica Móviles.

Un error de principiantes permitió el 'ataque' a la web de la presidencia